El Matador goleó 4 a 0 a Güemes de Santiago del Estero y será rival de Chaco For Ever en los octavos de final de la Copa Argentina.

Y un día volvió a ganar Talleres. Luego de 102 días, el conjunto cordobés volvió a la senda del triunfo y fue con goleada. En el medio pasaron once partidos con un saldo de cuatro empates y siete derrotas.

Pese a que fue ante un rival de menor envergadura por la fase de dieciseiavos de final de la Copa Argentina, el Matador necesitaba este triunfo y mucho.

El conjunto que hoy dirigió Javier Gandolfi tuvo pasajes de buen juego y sobre todo mostró un mayor compromiso al exhibido durante los últimos encuentros en la Copa de la Liga.

La gran figura de la noche en Salta fue Federico Girotti, quién anotó un doblete y llegó a tres tantos con la camiseta albiazul. Los otros dos goles fueron para enmarcar: primero con Diego Valoyes desparramando al arquero rival y luego con Matías Esquivel colocando la pelota en el ángulo.