Talleres venció por la mínima a Sarmiento y zafó de ser el peor equipo del torneo.

En un partido chato, sin grandes destellos de juego y frente a un rival mezquino, la T pudo cerrar su participación con una sonrisa gracias al tanto de Federico Girotti a pocos minutos del final. Un triunfo que sirve para decorar una Copa de la Liga bochornosa, que lo tuvo como el club con menos puntos durante gran parte del campeonato.

Como premio consuelo, el triunfo ante los de Junín le permite a Talleres zafar de ser el peor equipo de los 28 de primera división, ya que Patronato y Platense ambos con 10 puntos, comparten ese lugar.

Durante las primeras cinco fechas, bajo el mandato de Ángel Guillermo Hoyos, el Matador sentenció su suerte en el certamen y apenas consiguió dos puntos sobre 18 posibles. Luego apareció Javier Gandolfi para apagar algunos incendios y darle aire al equipo con el triunfo ante Godoy Cruz y después inició la era Caixinha. Con el portugués en el banco, el Matador cosechó dos victorias y cinco derrotas, una cifra que se maquilla por el buen presente internacional en la Copa Libertadores.

Las 11 unidades que sacó la T en esta campaña prácticamente le cierran las puertas de volver a jugar una copa internacional en 2023. Teniendo en cuenta que las clasificaciones a las próximas ediciones de Libertadores y Sudamericanas se realizarán a través de una tabla anual que sumará los puntos de ambos semestres, el conjunto cordobés deberá realizar casi una campaña de campeón para poder tener chances.

Además, este flojo desempeño es un llamado de atención para no volver a repetir una campaña así y no tener inconvenientes con la tabla de promedios en un futuro más lejano.