Bajo una lluvia torrencial, Talleres igualó 1 a 1 ante Tolima en un partido de ida y vuelta. Pudo haberlo ganado pero nuevamente pagó caro una equivocación, esta vez de Guido Herrera.

Cualquiera diría que el punto que sacó Talleres anoche en Colombia es positivo. Sin embargo, si se mira la película completa y se analiza el contexto, se puede concluir que en realidad perdió dos puntos. En un choque influenciado por el estado del campo de juego y la incesante lluvia, el Matador empezó ganando, pero al igual que contra Emelec, no pudo mantener la ventaja.

Desde el comienzo se notaba que había algunos sectores de la cancha donde no se podía jugar debido a los charcos. Luego de unos minutos iniciales llenos de imprecisiones, el conjunto local fue levantando su nivel. Sin hacer nada extraordinario, Tolima exigió en un par de oportunidades a Guido Herrera, que en algunas respondió bien y en otras mostró dudas, un presagio de lo que iba a ocurrir minutos más tarde.

Con el correr de los minutos el equipo de Alexander Medina comenzó a agarrarle la mano al partido y se puso en ventaja gracias a la pelota parada. A los 43′ un corner ejecutado por Franco Fragapane, que había tenido una chance clara antes, cayó en la cabeza de Enzo Díaz, que le bajo la pelota a Nahuel Tenaglia para que el defensor convierta el primer gol de la noche. Al igual que contra Emelec, la T se iba al vestuario ganando 1 a 0 y con la sensación de que podría haber convertido un tanto más.

En el complemento, el tramite del encuentro siguió siendo trabado y lleno de fricción. No obstante, Talleres parecía tener controlado el asunto. Pese a ello, el Matador volvería a sufrir dos golpes duros en poco tiempo. A los 8 minutos Federico Navarro se retiró del campo de juego con una lesión muscular y a los 11′ una salida desde el fondo de Guido Herrera quedó corta y esto fue aprovechado por Jaminton Campaz, que interceptó la pelota y la mandó a guardar.

Luego del gol de Tolima, el conjunto cordobés no pudo reponerse. A pesar de que intentó, perdió la claridad que había tenido en el primer tiempo y todo terminó en tablas.

Un empate que no le suma a ninguno de los dos equipos, ya que Emelec goleó 3 a 0 a Red Bull Bragantino y se consolidó como el líder del grupo G. La próxima fecha, el Matador visitará al conjunto brasileño obligado a ganar para no despedirse del certamen internacional tan prematuramente.

El resumen del partido: