El piloto alemán de Aston Martin fue víctima de la inseguridad en la ciudad española. Los delincuentes le robaron una mochila que tenía dentro de su auto y los persiguió en un monopatín eléctrico.

El cuatro veces campeón del mundo de la Fórmula 1 Sebastian Vettel sufrió un robo este lunes por la mañana en Barcelona.

Según confirmaron fuentes cercanas a la investigación, el hecho ocurrió alrededor de las 8 (hora de España) cuando recorría el centro de la ciudad junto a su familia.

¿Cómo ocurrió el robo? Estacionó su auto particular frente a un hotel céntrico, se bajó y dejó una puerta abierta durante algunos segundos, lo que fue aprovechado por los ladrones para llevarse una mochila del interior del vehículo.

El alemán, consciente de que dentro del bolso tenía sus «airpods», que cuentan con geolocalización, protagonizó una escena de película por las calles de Barcelona y los persiguió con su monopatín eléctrico.

​Al mismo tiempo llamó a los agentes de los Mossos d’Esquadra, la policía de Cataluña, quienes lo intentaron convencer, sin éxito, que cesara en su persecución y presentara la denuncia formalmente. Vettel les dejó en claro que no estaba siguiendo a los ladrones, sino a la indicación del GPS, y siguió.

Como consecuencia de esto, pudo recuperar finalmente los auriculares. De todos modos, la mochila, que tenía adentro documentación importante del piloto, siguen sin aparecer y, según explicaron fuentes cercanas al caso, presentó la denuncia y ya hay una investigación en curso.