El piloto alemán cuatro veces campeón del mundo, atacó duramente a la FIA por el tiempo que tardaron en informarle la sanción al equipo.

El actual piloto de Aston Martín fue sancionado en el último Gran Premio por no tener los cuatro neumáticos puestos cinco minutos antes del inicio de la carrera y le sorprendió que una infracción tan clara, tardará más de 22 vueltas en ser investigada.

Los mecánicos de Aston Martín detectaron un problema en los frenos de Vettel y Stroll minutos antes de la carrera que intentaron resolver en menos de diez minutos. Los problemas de última hora provocaron que el auto N°5 no tuviese los neumáticos en la previa de la carrera. Vettel debió partir del Pit-lane porque tuvieron que arreglar otros problemas que surgieron en el coche.

Luego de la carrera, Seb habló con Sky Sports y aseguró que la tardanza en dar a conocer la penalización lo perjudicó duramente:

“Obviamente los chicos lo intentaron todo en la parrilla y creo que lo hicieron realmente bien, estuvieron realmente alerta. Pero pienso que podríamos haber tenido una carrera mejor si la FIA hubiera estado más alerta»

El piloto alemán, recibió un un Stop & Go, la peor sanción posible después de una bandera negra:

«Violamos una regla, por eso tuvimos una penalización. No les importó ponernos una sanción una vez que ya estábamos bastante metidos en la carrera. Para entonces la penalización nos costó más de lo que lo hubiera hecho antes»