En medio de la incertidumbre por la continuidad de Alexander Medina, Talleres logró un triunfazo ante Banfield y cortó una racha importante sin ganar en condición de visitante.

La inesperada venta de Federico Navarro a la MLS fue la gota que colmó el vaso para el Cacique y para miles de fanáticos albiazules. La salida del volante molestó al entrenador e incluso se llegó a especular sobre cuál será su futuro en caso de que el Matador no pase de ronda en la Copa Argentina el próximo miércoles. Sumado a las otras salidas y a la promesa sin cumplir acerca de la llegada de refuerzos, el uruguayo podría tener las horas contadas en el club de Barrio Jardín. En ese contexto, se jugó un partido de fútbol y Talleres ganó.

En el primer tiempo, la T sufrió y podría haberse ido al vestuario perdiendo por varios goles de diferencias. El trámite fue similar al disputado días atrás en Santiago del Estero y el equipo no hizo pie ni en ataque ni en defensa.

En el complemento todo cambió. Talleres salió más decidido y tomó el protagonismo del partido. Tras fallar previamente en dos oportunidades, Angelo Martino le terminó dando tres puntos de oro al Matador.