Fue primer estadio del interior del país que contaba con tribunas de cemento.

En 1914 se contruyeron los primeros vestuarios, la cancha de básquet, las de bochas y se instaló la sede social. En el año 1928 se comenzó con la construcción de la primer tribuna y el 17 de marzo de 1929, ante 10.000 personas, se inauguró oficialmente el estadio. Es el estadio más antiguo de la ciudad, y fue apodado “El Gigante” por que sus dimensiones superaban a las de las canchas que habían en esos tiempos.

El 5 de diciembre de 1945 la «B» inauguró el sistema de iluminación en un partido amistoso frente a Newell’s Old Boys de Rosario, permitiendo la realización de encuentros nocturnos y  desde el 15 de septiembre de 1993, lleva el nombre de Estadio “Julio César Villagra” en honor a uno de los máximos ídolos de la historia Celeste.

A lo largo de los años, el Julio César Villagra sufrió algunas remodelaciones: En el año 2017, la dirigencia reinauguró el estadio con la ampliación y construcción de una nueva tribuna que hoy lleva el nombre de Tomás Cuellar.