Guido Herrera volverá a la titularidad este miércoles ante Bragantino y anticipa: «sabemos que estamos en desventaja, no podemos fallar».

Este miércoles Talleres se juega algo más que la clasificación en Brasil. El Matador necesita sumar de a tres si no quiere despedirse prematuramente de la Copa Sudamericana, el gran objetivo del semestre. Puertas adentro, el plantel sabe que no tiene margen de error y que después de los encuentros ante Emelec y Deportes Tolima, el plantel le debe una alegría a los hinchas albiazules.

Uno que viene de fallar en el último partido es Guido Herrera. El arquero riocuartense regaló la pelota que terminó en el gol de Tolima la semana pasada y sabe que no hay más lugar para las equivocaciones.

“No queda margen de error. Sabemos que estamos en desventaja con Emelec. Pero también sabemos que se trata de un grupo muy parejo en los que todos pueden llegar a perder puntos. Nosotros tenemos que conseguir la victoria en Brasil para después afrontar los dos partidos de local. Ahora hay que esperar resultados. Pero estamos confiados en que haremos un gran papel. Lo primero es ganarle a Bragantino. Estamos confiados en lo que puede dar este plantel”.

A pesar de que el rival de este miércoles no está acostumbrado a las grandes citas internacionales, el arquero de Talleres sabe que es un rival brasileño que viene creciendo mucho en los últimos años.

“Es un rival complicado. Sabemos que juega bien. Lo tenemos visto. Es un rival muy dinámico. Tiene buenos jugadores. Va a ser un partido complejo, de ida y vuelta. Pero confiamos en nuestro trabajo para hacer un gran partido y buscar esa victoria que necesitamos para tener más aire en este grupo G”