Con tres tantos del uruguayo, Talleres pisó fuerte en Tucumán y derrotó a Atlético Tucumán 3 a 2.

Luego de la dolorosa derrota ante Emelec en el debut copero, Talleres necesitaba pasar de página rápidamente y tratar de recuperar la confianza. Y si que lo hizo. El Matador se trajo tres puntos valiosos de su visita a Tucumán que le permiten acomodarse en la zona de clasificación. A pesar de arrancar perdiendo, el equipo fue fiel a su identidad y al estilo que pregona Alexander Medina, y terminó dando vuelta el partido en una noche soñada de Michael Santos. El uruguayo, cuestionado en la previa por el gol errado ante los ecuatorianos, pudo convertir todos los tantos que se le venían negando y demostró porque Andrés Fassi lo catalogó como el refuerzo de jerarquía del plantel.

La noche no arrancó del todo bien para la T. En el comienzo del partido, Joel Soñora, otro de los jugadores mirados de reojo por los hinchas albiazules, desperdició un mano a mano clarísimo para abrir el marcador. Segundos después, una desatención en el fondo permitió que Ramiro Ruiz Rodríguez ponga en ventaja al conjunto tucumano. Después del gol, el partido se tornó parejo y los dos equipos tuvieron sus chances. Sin embargo, cuando terminaba el primer tiempo, Michael Santos igualó las acciones con dedicatoria incluida.

En el complemento siguió el show del uruguayo. A los 12’ y a los 23’ convirtió el segundo y el tercer tanto de Talleres en el Jardín de la República. Sobre el final del encuentro, Guillermo Ortiz descontó para los tucumanos. De esta manera, el Albiazul consiguió un triunfo importantísimo para posicionarse en la Zona B y para prepararse para lo que se viene.

Talleres se ubica en la tercera posición con 19 unidades a seis puntos de Vélez (ya clasificado) y con la misma cantidad que Boca, aunque el Xeneize tiene +10 de diferencia de gol y la T +4. El próximo miércoles a las 21:30 enfrentará a Deportes Tolima por Copa Sudamerica y el domingo recibirá a Huracán en el Kempes desde las 15:20 hs.