Después del triunfo de Medvedev, Rusia superó a Croacia y consiguió su tercera Ensaladera. 

La espera de 15 años de Rusia por un título de la Copa Davis se acabó. Este domingo, tras otra exhibición dominante de Daniil Medvedev, el conjunto europeo se alzó de nuevo con el trofeo más importante de tenisa nivel equipos.

El número dos del ranking doblegó por 7-6 (7), 6-2 a Marin Cilic en el segundo duelo de sencillos para que los rusos sacasen una ventaja irremontable de 2-0 ante Croacia en la final.

Se trata del tercer título de Rusia en la Davis, y el primero desde 2006, año en el que Safin y compañía superaron ni más ni menos que a la Argentina, que contaba con figuras como David Nalbandian y Agustín Calleri. La primera, por su parte, había sido en el año 2002.