En la previa al clásico, Gallardo puso un mix ante el Globo y en el final, terminó consiguiendo el empate por un cabezazo de Brian Romero.

Con intérpretes diferentes, River igualó 1 a 1 ante Huracán en el Monumental. El millonario salió a la cancha con un mix entre titulares y juveniles relojeando el superclásico del miércoles. Hubo una diferencia de rendimientos notoria entre los que juegan habitualmente y los que esperan en el banco.

River padeció la falta de química y jerarquía pero sin embargo, se las arregló. Julián Álvarez y Girotti generaron jugadas de peligro que terminaron convirtiendo a Marcos Díaz en la figura del encuentro. El equipo de Gallardo llegó muchas veces pero nunca logró concretar.

Huracán, en una contra mortífera logró lo que River no pudo en durante todo el partido. Efectividad total del equipo de Kudelka, que en una salida rápida hizo todo fácil: Silva la arrancó, Candia la siguió, Triverio tocó bárbaro de primera y el propio Silva la definió. 

Ya en el final, el equipo de Nuñez logró la igualdad tras un cabezazo de Braian Romero.

El resumen del partido