Ante el modesto Palm Beach Stars mostró todo su repertorio. Fontana, Paradela (2), Suárez (2), Carrascal (2) y Palavecino marcaron los goles.

Una tormenta de bronca e impotencia. Es lo que seguramente sintió Marcelo Gallardo cuando el amistoso ante el modesto Palm Beach Stars estuvo a punto de suspenderse debido a las tormentas eléctricas en la zona del predio ESPN World Wide Of Sports. Sin embargo, los rayos y truenos se alejaron y el Muñeco pudo hacer el primer ensayo formal de fútbol en el que sintió una enorme satisfacción: el equipo ganó, gustó y goleó con un contundente 8-0.

El 11 que eligió el entrenador de River para el primer (y tal vez único) amistoso de pretemporada tuvo un par de datos relevantes: Enzo Fernández se ubicó como volante interno por la derecha, Palavecino por izquierda y Paradela, como enganche. Además, como socio de ataque de Matías Suárez estuvo Fontana y no Girotti, el pibe que hasta Francescoli había mencionado como el posible sucesor de Borré.

Obviamente, en la serie de octavos de la Copa Libertadores ante Argentinos, el miércoles 14 en el Monumental y el 21 en La Paternal, algunos de los jugadores que están disputando la Copa América podrían ser titulares si regresan con el tiempo necesario y en plenas condiciones físicas: Armani, Montiel, Julián Álvarez, Rojas, David Martínez y De La Cruz (a Borré recién se lo podrá contar si arregla su continuidad en el club).

De todas formas, el partido de este miércoles le sirvió a Napoleón para que Fontana vaya tomando confianza en la definición, porque el ex Banfield nunca la había metido oficialmente con la Banda y convirtió el 1-0. Para que Enzo Fernández (por momentos cambió de posición con Palavecino) se adapte al ritmo de su homónimo Pérez. Para que Pinolarecupere ritmo luego de su fractura en el antebrazo. Para que Casco sea una opción valiosa de Montiel en el lateral derecho. Y, principalmente, para que Paradela se anime a soltarse un poco más. El ex Gimnasia la rompió y festejó dos goles, igual que Suárez (el primero del 7, de taco).

El 8-0 con dobletes de Súarez, Paradela, Carrascal (el primero fue un golazo) más los goles de Fontana y Palavecino es sólo un dato. Lo mejor que le dejó a Gallardo este amistoso fue que el equipo jugó con la identidad, la intensidad y la efectividad que el deté pretende y que se ilusiona con que River pueda desarrollar a lo largo del semestre en la Libertadores, la Copa de la Liga y la Copa Argentina.

Fuente: Ole