En Villa Mercedes, la Academia igualó 0-0 con Villa Mitre, pero desde los tiros desde los 12 pasos se impuso 5-4, dio la vuelta y volvió a la Primera Nacional

Miles y miles de sufridos corazones angustiados por los desafortunados resultados del famoso “Racing Cordobes”, se lo venían pidiendo a Santa Rita a San Cayetano y a San Roque. Otros, se ponían un color de medias en especial o alguna ropa interior que se pudiera utilizar como amuleto de la suerte. “Tiene que ser esta tarde”. “Se nos tiene que dar”. “Es hoy”. Más que frases con convicciones, parecían un ruego al cielo.

La cita tenía día, fecha, hora y lugar. El domingo 13 de noviembre de 2022, en San Luis, Cali se vestiría de héroe una vez más, y transformaría las lágrimas de tristeza de los últimos años en estallidos de alegría.

Durante los 90’, Racing y Villa Mitre habían igualado 0-0. Al partido le faltaron opciones claras de gol y el equipo de Nueva Italia se fue “desinflando” con el pasar de los minutos.

Todo terminó en los penales. Los académicos deberían sufrir un poco más para luego estallar de alegría y felicidad tras vencer 5 a 4 en los penales. Cali Rodriguez desvió uno de los disparos del rival. Giménez, que fue el autor del quinto gol, devolvió a Racing a la Primera Nacional tras 17 años.

Sin dudas… una tarde inolvidable para los hinchas. El premio por no salir corriendo y por bancarse los trapos en las malas.