Boca lo ganaba con un gol lícito del Pulpo González y el árbitro lo terminó anulando a instancias del VAR por un foul inexistente. Tras el 0 a 0, Russo estalló en conferencia de prensa: “es gravísimo”.

Desde su desembarco en el fútbol profesional a mediados de 2017, el sistema de videoarbitraje siempre dio mucho que hablar. A favor o en contra, su utilización genera opiniones divididas entre los fanáticos del fútbol. Sin embargo, todos coinciden en que cuando es mal utilizado termina restando mucho. Eso sucedió anoche en la Bombonera en el encuentro entre Boca y Atlético Mineiro por los octavos de final de la Copa Libertadores.

En la jugada de la discordia, Norberto Briasco gana la posición lícitamente para el posterior gol de Diego González. Sin embargo, tras las reiteradas quejas de los futbolistas de Atlético Mineiro, el árbitro colombiano, Andrés Rojas, fue a revisar la jugada y tras seis minutos de deliberación, terminó anulando el tanto del Xeneize. 

Luego del encuentro, Conmebol decidió parar a Derlis López  (Paraguay), encargado del VAR en la Bombonera. Por su parte, el juez principal no recibió ninguna sanción y estará presente en River – Argentinos Juniors.

Tras la polémica jugada y el 0-0 final, Miguel Ángel Russo y Carlos Izquierdoz explotaron contra el arbitraje y acusaron a los jugadores del conjunto brasileño de “manejarle el partido al árbitro”.

“Lo que pasó es algo gravísimo. Fue un gol legítimo, pero lo que me llamó la atención es que el rival no quiso sacar del medio. Nacho Fernández le manejó la situación, tres veces les pidió el árbitro que sacaran del medio y no quisieron”.

La acusación de Miguel Ángel Russo en conferencia de prensa.

“Me ocurrió algo que nunca me pasó, el árbitro les dijo cinco veces que jueguen, que jueguen, que jueguen, y no sacaban del medio. No entiendo»

Cali Izquierdoz, capitán de Boca, también expresó su enojo.

La otra jugada que reclama Boca:

Tras referirse al gol anulado al Pulpo González, Izquierdoz también se refirió a la jugada del final, donde el árbitro termina retrocediendo las acciones y amonestándolo por reclamar. “No pido que no nos favorezcan, sino que no nos perjudiquen”. cerró.