El serbio le ganó en cuatro sets al joven Holger Rune.

Holger Rune lo tuvo a maltraer a Novak Djokovic por un gran rato. El dinamarqués, de 18 años, en la noche del martes y bajo las luces del gigantesco Arthur Ashe, estuvo a la altura del compromiso.

Mientras su físico se lo permitió, le dio pelea al líder del ranking, y hasta se dio el lujo de ganarle un set. Sin embargo, los calambres le impidieron terminar el encuentro, y Djokovic se quedó con la victoria por 6-1, 6-7 (5-7), 6-2 y 6-1.

El serbio comenzó con éxito la ruta hacia su objetivo mayor: el título N° 21 de Grand Slam, que lo dejaría como el máximo ganador, por encima de Roger Federer y Rafael Nadal.