Con Messi en cancha, el PSG de las estrellas no pudo en Bélgica y empató 1-1 en su debut en Champions.

Paris Saint Germain inició su camino en el torneo de clubes más importantes de Europa con un pobre empate ante el Brujas belga. Pese a tener en cancha a figuras de la talla de Messi, Neymar, Mbappé, Marquinhos y compañía, el conjunto de Pochettino tuvo un partido muy opaco y no pudo plasmar en el juego la enorme diferencia que existe entre ambos planteles.

El tempranero gol de Ander Herrera hacía suponer que los parisinos iban a tener una noche tranquila pero fue todo lo contrario. Tras el empate de Brujas, a través de su capitán Vanaken, el Paris desnudó todas sus falencias defensivas y le costó generar conexiones entre sus volantes y los tres fantásticos de arriba.

Lionel Messi y Leandro Paredes fueron titulares mientras que Mauro Icardi entró en el segundo tiempo. Ángel Di María no pudo jugar debido a la suspensión que acarrea de la edición pasada. Otro que no sumó minutos fue Sergio Ramos, quién continúa la puesta a punto desde lo físico.

De esta manera, queda claro que Pochettino deberá imponer una idea de juego y armar el rompecabezas que tiene entre tantas figuritas.

El grupo que tiene en la Champions no será fácil, ya que al complicado Brujas se le suma Manchester City, uno de los candidatos, y Red Bull Leipzig, el club revelación en Alemania desde hace varias temporadas.