Por primera vez en la era Gallardo, River no compitió y se quedó afuera de la Copa Libertadores tras caer 3-0 frente a Atlético Mineiro.

“No nos había pasado nunca que un rival nos supere así, no hay excusas”, esas palabras que esbozó Marcelo Gallardo una vez finalizado el partido definen perfectamente lo que fue el martirio que sufrió River en Belo Horizonte.

Superado en todos los aspectos del juego, el Millonario no pudo hacer pie nunca y terminó cayendo 3 a 0 en el encuentro de vuelta de los cuartos de final. Con el 4-0 global, el River de Gallardo quedó eliminado tras perder ambos cruces de la serie, algo inédito en estos siete años de gestión.

Las figuras del conjunto de Cuca fueron Matías Zaracho, autor de un doblete con chilena incluida, y Hulk, quién se divirtió con los defensores argentinos durante toda la noche. Con una imagen muy diferente a la desplegada ante Boca, Atlético Mineiro mostró sus credenciales y dejó en claro que le sobra jerarquía para pelear esta Libertadores.

Consumada la eliminación, Marcelo Gallardo apuntó a lo que viene. “Hay que pensar en el torneo local, limpiar esto rápidamente y cambiar el chip para ver si en este semestre tenemos la chance de pelarlo hasta el final”. 

Por primera vez en el ciclo Gallardo, River solamente tendrá una competencia para afrontar en su calendario. Semanas atrás quedó out de la Copa Argentina tras perder por penales ante Boca. 

Pese a que todavía nadie se anima a hablar de fin de ciclo, los días de gloria del River de Napoleón quedaron muy lejanos y en la actualidad pareciera ser un equipo común y corriente.

Los goles del Galo: