El boxeador había acusado al capitán de pisar la camiseta mexicana después del partido que disputaron ambas selecciones.

Mucho se habló esta semana de las polémicas declaraciones de Canelo Álvarez contra Lionel Messi en donde lo acusó de patear y pisar una camiseta de la Selección de México en los festejos argentinos en el vestuario.

Muchos opinaron y debatieron sobre el tema, pero aún faltaba la palabra del capitán albiceleste que no tuvo pelos en la lengua y respondió de forma contundente: “No tengo que pedir diculpas”.

Tras el partido ante Polomia, Messi fue intercptado por los periodistas en la zona mixtas de vestuarios, que le preguntaron sobre la insólita situación: “El que me conoce sabe que nunca le falto el respeto a nadie. Es parte de un vestuario”, dijo tranquilo, pero un poco ofuscado por la situación que se había generado a su alrededor.

Además, dejó bien claro que en ningún momento fue su intención faltar el respeto, algo de lo que lo había acusado el boxeador campeón del mundo: “No tengo que pedir perdón, ni le falté el respeto a la camiseta de México ni a nadie”, señaló el capitán, terminó por poner paños fríos. “Quedó ahí, no pasa nada”, finalizó.

Por TN