El cubano, campeón de peso welter de la AMB, fue contundente y venció por decisión unánime en Las Vegas. El filipino dejó la puerta abierta a un retiro definitivo: “No se si volveré al ring”.

No fue la noche soñada para Manny Pacquiao, quien este sábado regresó a la acción luego de dos años y un mes fuera del ring. El filipino, de 42 años, quien se había presentado por última vez el 20 de julio del 2019, día en el que venció a Keith Thurman en el MGM Grand Garden de Las Vegas, esta vez no pudo ante Yordenis Ugás, quien fue contundente, venció en decisión unánime y retuvo el título de la AMB en peso welter.

Ugás (ahora 27-4, 12 KOs) fue elegido para este combate como reemplazante de Errol Spence Jr, quien sufrió un desprendimiento de retina durante un examen físicoy finalmente no pudo pelear. El cubano dominó a la leyenda filipina con su jab y sus golpes limpios y finalmente se impuso en las tres tarjetas por 115-113, 116-112 y 116-112, tras los 12 asaltos.

«Mis respetos para él, que es una leyenda y me dio esta oportunidad», señaló en el ring el cubano tras su victoria. Por el lado del Pacquiao, quien ahora quedó con un récord de 62 victorias, con 39 por KOs, 8 derrotas y dos empates,reconoció el buen trabajo de su rival y, aunque no confirmó si esta sería su última pelea, dejó las puertas abiertas a un posible retiro