El Xeneize pegó primero, tuvo chances para liquidarlo pero se encontró con el pibe Díaz, la gran figura del partido. Con espíritu, el Millonario empató y en los penales se impuso el conjunto local. Primera eliminación directa del Xeneize a Gallardo.

No fue un superclásico más. El tiempo los volvió a juntar mucho antes de lo esperado y los equipos más importantes del país volvieron a protagonizar un encuentro emocionante. En una previa marcada por el brote de covid-19 en River que dejó marginados del partido a 15 jugadores, Boca era el gran favorito a clasificar a semifinales.

El encuentro comenzó favorable para los dirigidos por Miguel Ángel Russo, que golpearon primero gracias a un gol de su emblema Carlos Tevez, con falta previa sobre Jonathan Maidana.

En la primera parte, Boca fue superior y controló el juego. En el cuadro visitante se notaron las ausencias y el Millonario no pudo desplegar su estilo dominante y protagonista.

En el complemento, el desarrollo del encuentro siguió con la misma tónica: Boca levemente superior aunque sin poder liquidar el pleito. En los pies de Tevez estuvieron las mejores chances para el club de la ribera. En frente estuvo Leonardo Díaz, pibe de 21 años que fue llamado de última hora por los contagios de los arqueros del plantel y que en su primera experiencia grande, terminó siendo la figura del superclásico.

Marcelo Gallardo movió algunas piezas y River fue ganando protagonismo ante un rival que fue perdiendo claridad. Un buen centro de Fabricio Angileri terminó siendo impactado, de cabeza, por Julián Álvarez, que igualó las acciones.

Pese a no tener chances de gol, el Millonario tomó el control del partido, sobre todo desde lo emocional, y terminó llevando la definición a los penales.

En la serie desde los doce pasos, el gran protagonista fue Agustín Rossi, que atajó los penales de Leonardo Ponzio y Angileri. Pese a la canchereada de Edwin Cardona, que picó su penal y se lo atajaron, Boca pudo lograr la clasificación gracias a Julio Buffarini, que convirtió el penal decisivo.

Pese a quedar en deuda desde el juego, Boca se sacó la espina y cortó la racha de River en los cruces mano a mano. Por primera vez desde que es entrenador del Millonario, Marcelo Gallardo perdió ante su máximo rival en este tipo de enfrentamientos.

Por las semifinales de la Copa de la Liga, el Xeneize enfrentará a Racing el próximo domingo en San Juan. Por su parte, el conjunto de Núñez debe ver como afronta los partidos que le quedan en Copa Libertadores luego del contagio masivo.

El compacto del partido:

La definición por penales: