Dentro de las opciones que había, a la T le tocó un cuadro que le permite soñar con dar algunos pasos más dentro de la Copa Libertadores.

Por Esteban Migliazzo:

Finalmente se conoció el cuadro de octavos de final en la Copa Libertadores y en esta instancia, Talleres deberá enfrentar a Colón. La ida se disputará en el Kempes, en tanto que la revancha será en Santa Fe.

Esquivar a los equipos brasileños, a River y Boca era una de las hipótesis más optimistas que se planteaban en Barrio Jardín.

PARA TENER MÁS CHANCES, DEBEN LLEGAR REFUERZOS 

A nadie se le escapa que Talleres ha tenido uno de sus peores comienzos de año en el ámbito futbolístico.

Es más, la magra cosecha de puntos en el torneo local, prácticamente lo ha dejado afuera de la pelea por una plaza a la Libertadores del año próximo.

En la Copa, el equipo de Caixinha tuvo muy buenos momentos, pero salvo Flamengo, tanto Sporting Cristal como la Universidad Católica, no dieron la talla para un torneo de estas características.

Con este panorama, Talleres dio un paso más que importante, pero si pretende seguir en competencia, sin dudas, deberá traer al menos 4 o 5 jugadores de trayectoria que además servirán para mejorar la performance en el próximo torneo local.

Fassi tiene una vez más la oportunidad de poner a Talleres en las condiciones necesarias para tener un plantel acorde a las circunstancias y poder superar a Colón que hasta la fecha, tiene más jerarquía y variantes en su plantel que el Albiazul. El sorteo jugó para la T.

Es el momento de invertir priorizando los intereses del club por sobre los números de la economía personal.