La Gloria se impuso 82-73 sobre el Griego

Atenas e Instituto animaron una nueva edición del clásico cordobés en la Liga Nacional de básquet, en encuentro que se disputó en el estadio Héctor Etchart (Ferro) de Buenos Aires. El triunfo quedó finalmente para la Gloria 82-73, en un juego muy apretado que se definió en el final. Goleo repartido (cinco jugadores con doble dígito de puntos) y un mayor oficio en los momentos claves del partido le dieron la victoria a los de Alta Córdoba.

Los albirrojos buscan acomodarse lo mejor posible de cara a los playoffs, mientras que el Verde sufrió una nueva derrota, que le pone muy compleja la posibilidad de evitar jugar por el descenso.

El primer segmento comenzó con Instituto metiendo un parcial 6-0. Sin embargo, los de barrio General Bustos lo dieron vuelta y pasaron al frente 19-12, con Córdoba y Lema activos en ofensiva. Al Verde le faltó saber cerrarlo mejor, pero se fue al primer descanso 21-17. 

En el segundo parcial, la Gloria tomó cierto control del juego (parcial 8-0). Sin embargo, el Griego volvió a responder con defensa, algunos triples y el aporte en la pintura de Nzeakor. Otra vez le faltó cerrarlo mejor al parcial a Atenas y un triple de Scala dejó cerca a Instituto. 41-38 en el final del primer tiempo.

En el tercer cuarto venía todo otra vez palo y palo. Pero faltan 7m57, Lema cayó al suelo, acusando una lesión en su pierna izquierda. El capitán verde debió ser retirado del campo de juego por sus compañeros y el impacto en el Griego fue inmediato. Instituto no dejó pasar la chance y aprovechando la ventaja de centímetros y oficio en la pintura rival, se escaparon 53-47. Pero si algo tuvo anoche Atenas fue espíritu combativo. El final del tercer cuarto lo vio ganador al de Alta Córdoba, pero apenas por uno: 60-59.

El último segmento mostró una merma en la calidad del nivel del juego. El cansancio se notó y hubo varias pérdidas y muchos lanzamientos errados, sobre todo desde el perímetro. Para la polémica quedó una tapa que Martínez le metió a Colmenares, pero en la que el árbitro vio falta del jugador de Atenas. Igual, el Griego le faltó claridad para poder dar el zarpazo, a pesar de que el partido le dio opciones casi hasta el final.

Con la caída, el Verde quedó muy complicado para poder evitar jugar por el descenso. Tendrá que ganar los dos partidos que le quedan y esperar que Ferro u Oberá pierdan algo en el camino.

Fuente: Mundo D