La Conmebol aseguró que no corre riesgo el duelo ante Independiente por la Libertadores.

La semana de River arrancó movida y con un incertidumbre de cara al partido del miércoles frente a Independiente Santa Fe en Colombia, por la tercera fecha de la Copa Libertadores. Sucede que en la ciudad de Armenia, capital del departamento de Quindío y donde hará de local el elenco cafetero, se vienen desarrollando jornadas de violencia y caos en las calles, al punto que este lunes se suspendió un partido del Ascenso que debía disputarse en el estadio Centenario debido a “falta de policías”.

Ante la imposibilidad de ejercer su localía en los 2.600 metros de altura de Bogotá -allí están en alerta roja por el rebrote de casos de coronavirus y no pueden desarrollarse ningún tipo de espectáculos-, Independiente Santa Fe tuvo que mudarse al Centenario de Armenia (1.480 m.s.n.m.), ciudad que desde el 1° de mayo vive una profunda crisis social producto de manifestaciones en contra de la reforma tributaria y que derivaron en choques con las fuerzas policiales.

Así fue que este lunes se suspendió el duelo entre Atlético FC y Deportes Quindío por falta de policías, y hasta quedó abierta la chance de que tampoco se pueda disputar el duelo de la Libertadores. Eduardo Méndez, presidente de Santa Fe, avaló la posición de Conmebol y expresó en TyC Sports que “las autoridades de Armenia nos manifestaron que no hay problema para que el partido se pueda jugar”.

El duelo entre Independiente Santa Fe y River está pautado para el miércoles 5/5 a las 21 en el estadio Centenario de Armenia, ubicado a 1.480 metros de altitud.

Fuente: Olé