Talleres mereció perder por una mayor diferencia ante Vélez.

Por los Cuartos de Final, de la Copa Libertadores, Talleres visitó a Vélez en uno de los partidos más importante de su historia y que quedará en el recuerdo de todos los albiazules por los lamentables hechos de violencia ocurridos en Liniers.

La T lo perdía 2 a 0, lo empató con goles de Santos y Garro, pero se le escapó en la última y cayó por 3 a 2.

MEJOR HABLEMOS DE FÚTBOL

Durante el primer tiempo, Vélez fue superior a Talleres en todos los aspectos y se puso rápidamente en ventaja: a los 5’, el local jugó rápido un lateral, Jara tiró el centro y Janson le ganó la espalda (y el salto) a Benavidez para poner el 1 a 0 de cabeza.

Con el correr de los minutos, Talleres intentó con Valoyes una y otra vez pero no fue suficiente.

En el segundo tiempo, Vélez fue nuevamente protagonista y deslumbró con su juego. Guido Herrera evitó en varias ocasiones la caída definitiva del arco matador. A los 26, apareció nuevamente Janson para poner el 2 a 0.

Cuando parecía que la T ya estaba para el cachetazo, logró el descuento tras un cabezazo de Michael Santos, que había ingresado 5 minutos antes.

Cinco minutos después, a los 41, lo que parecía imposible sucedió: Talleres logró empatar el encuentro. Fue tras un tremendo zurdazo de Rodrigo Garro.

A los 45, llegó el tercero de Vélez. Con una gran jugada colectiva, Julián Fernández puso el 3 a 2.

Herrera, Valoyes y Garro fueron el motor del equipo que le permitió llegar al albiazul con vida al partido de vuelta.

Jugadores como Pizzini, Franco, Girotti y Godoy ya tuvieron suficientes oportunidades.

¿Por qué Buffarini y Álvarez no juegan? Esa respuesta solo la tiene Caixinha. Pero jugadores de este nivel, son claves para estos encuentros.

Esquivel, que venía siendo uno de los que más generaba peligro en la T, no fue tenido en cuenta por el portugués.

En conclusión, Talleres la sacó barata ante un Vélez que podría haber goleado.