Tras salir lesionado ante Emelec, se confirmó la lesión de gravedad y el brasileño permanecerá fuera de las canchas por seis meses.

Se terminó de confirmar la noticia que nadie quería escuchar: el brasileño Guilherme Parede sufrió la rotura de ligamentos cruzados de su rodilla izquierda. En el partido del último jueves ante Emelec, salió en el comienzo del segundo tiempo y rápidamente le colocaron hielo en esa zona. Al principio se creía que era una distensión, sin embargo, en las últimas horas se confirmó su dura lesión.

El delantero estará afuera de las canchas mínimamente seis meses y aún resta saber si será operado en Córdoba o en Brasil, su país natal.

Dura noticia para Talleres y para el futbolista que en los últimos partidos había recuperado su mejor versión .