Talleres derrotó 1-0 a Huracán con un solitario tanto de Diego Valoyes en la primera parte. El Matador jugó un encuentro correcto pero se quedó sin piernas en el complemento. Carlos Auzqui salió lesionado y le realizarán estudios.

Tras la igualdad, con sabor a derrota, frente a Lanús, el conjunto de Alexander Medina necesitaba reencontrarse con la victoria ante su público en el Mario Alberto Kempes. El Matador realizó un correcto primer tiempo y mostró pinceladas del equipo de las primeras fechas: presionó, corrió y asfixió al Globo en gran parte del partido.

La única emoción de la tarde/noche llegó a los 24’ a través de un cabezazo de Diego Valoyes.

En el complemento, el Matador se replegó, y con la ventaja a favor, dejó menos espacios que otros partidos. Pese a casi no sufrir, denotó una merma considerable en el rendimiento físico, una constante en el plantel a lo largo de los últimos años.

Con el pitido final de Patricio Loustau, de correcto arbitraje, la T abrochó tres puntos importantes para el nuevo objetivo que tiene en la Liga Profesional: Copa Libertadores 2022.