Por Infobae

Las autoridades del estado europeo disminuyeron las restricciones relacionadas a la pandemia. El serbio se ilusiona con participar del Grand Slam en París.

esde que el Gobierno francés anunció que a partir de febrero relajará las restricciones impuestas por la crisis de la pandemia de coronavirus, Novak Djokovic se entusiasmó con participar en Roland Garros. La retirada del uso obligatorio de la mascarilla y las eliminación de las limitaciones de aforo fueron algunas de las medidas que tomaron las autoridades del país europeo, a pesar de que el Ministerio de Salud informara que en las últimas horas se registraron 425.183 nuevos casos y 251 muertes por la enfermedad.

En París, el primer ministro francés, Jean Castex, adelantó que la desescalada comenzará el 2 de febrero, fecha a partir de la cual se eliminará el uso obligatorio del barbijo, el teletrabajo y las restricciones de aforo en los eventos deportivos y culturales. El funcionario justificó la decisión con la “favorable” evolución de la situación epidemiológica, por lo que en caso de continuar así, no se descarta tampoco en las próximas semanas poner fin al pasaporte sanitario, siempre y cuando “se redujera la presión hospitalaria de forma duradera”.

En este contexto, el tenista serbio podría jugar el Grand Slam parisino que se desarrollará en mayo, dado que permitirán a los extranjeros no vacunados ingresar al país si hubieran sido positivos en los últimos seis meses.

Con estos cambios, Nole, quien se contagió el pasado 16 de diciembre, tendría “inmunidad” hasta el 16 de junio, algunos días después de que termine el torneo francés, que se jugará entre el 22 de mayo y el 5 de junio.

Tras quedar afuera del Abierto de Australiadespués de haber sido deportado por su negativa a vacunarse surgieron las dudas acerca del número de competiciones que podrá jugar el serbio en los próximos meses si no cambia de postura.

El gran objetivo del número 1 del mundo es jugar y ganar otro Grand Slam para desempatar con el español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer en el récord compartido de 20 títulos major; aunque el mallorquín podría consagrarse en Oceanía.

Desde que se instauró el pasaporte sanitario “más de un millón de franceses no vacunados han dado el paso, lo cual es bueno, pero no suficiente”. “Vamos a permitir que quienes reciban su primera dosis antes del 15 de febrero se beneficien de un pase de vacunación bajo las condiciones de recibir una segunda un mes después y presentar una prueba negativa mientras tanto”, anunció Jean Castex.

En esa línea se ha manifestado también el Ministro de Salud, Olivier Véran, presente en la rueda de prensa, quien defendió la vigencia del pasaporte sanitario “tanto tiempo como sea necesario”, ya que “fomenta la vacunación”. El siguiente paso de esta desescalada francesa tendrá lugar el 16 de febrero, cuando se permitirá la reapertura de lugares de ocio nocturno, como discotecas y salas de conciertos, así como beber y comer en eventos deportivos, en cines y en el transporte público.

Por otra parte, Djokovic fue invitado a jugar el torneo de Rotterdam en Países Bajos, programado entre el 7 y el 13 de febrero. El director del certamen, Richard Krajicek, aseguró: “Novak no rompería ninguna regla si viniera aquí por lo que sería bienvenido. Mi opinión es que todos tienen derecho a no vacunarse”.