De local no hay dudas, siempre gana Belgrano. Con goles de Pablo Vegetti y Gabriel Compagnucci derrotó 2 a 0 a Flandria en un partido complicado y sigue siendo más puntero que nunca.

Si hay una palabra informal para catalogar este triunfo de Belgrano es «laburado». Al Pirata le costó más de la cuenta ante un rival de mucho menos jerarquía y debió sufrir hasta el final para confirmar la victoria.

Futbolísticamente fue de más a menos. Arrancó dominante pero rápidamente se fue desinflando debido a la perdida de la posesión del balón, que en palabras de Guillermo Farré en la rueda de prensa posterior al encuentro, fue el motivo determinante por el cual al Pirata le llegaron tanto.

Pese a las zozobras, Belgrano sigue imbatible jugando en Alberdi y registra un desempeño perfecto con siete triunfos en siete partidos disputados. Esta victoria le permite seguir liderando la Primera Nacional con 37 unidades y supone un envión anímico importante tras la derrota sufrida en Jujuy.