Talleres tenía la chance de subirse en soledad a la punta de la Liga Profesional pero perdió feo 3-0 ante Defensa y Justicia y quedó como escolta de River.

Por primera vez en el campeonato, el Matador fue superado en todas las líneas y no tuvo respuestas. En apenas 25 minutos de juego, un doblete de Miguel Merentiel dejó groggy a la T, que si no hubiese sido por la ineficacia del rival, se podría haber ido al descanso perdiendo por goleada.

En el complemento, el equipo salió a jugar con otra actitud pero careció de la intensidad que venía teniendo. Tras desperdiciar algunas chances, el Halcón sentenció el partido de contra con el tanto de Hugo Silva.

Con esta derrota, Talleres perdió el invicto de 11 partidos que sostenía desde la caída en Santiago del Estero dos meses atrás. Un tropiezo que llega en el peor momento posible, ya que River agarró la punta del certamen ante su clásico rival y viene entonado.