Se cumple un nuevo aniversario del tercer ascenso de Belgrano a la máxima categoría del fútbol argentino.

Un día como hoy, pero de 2006, Belgrano le ganaba a Olimpo en Bahía Blanca y conseguía el ascenso a la máxima categoría por tercera vez en su historia. Aquella tarde, el equipo de Carlos Ramaciotti se impuso por 2 a 1 ante Olimpo. Los goles fueron convertidos por Paolo Frangipane y Matías Gigli.

En el torneo Apertura 2005, la campaña del pirata no fue buena y terminó en el séptimo lugar a 13 puntos del campeón Godoy Cruz.  Lo único rescatable del torneo fue la victoria en el clásico ante Talleres por 2 a 0 con goles de Mariano Campodónico.

Luego de no poder ascender ante Nueva Chicago, la última oportunidad del pirata para regresar a la máxima categoría era en la promoción ante Olimpo. En el primer partido, en el viejo Chateau Carreras, los bahienses se pusieron en ventaja temprano, pero en el segundo tiempo Frangipane y Gigli convirtieron para dejar a Belgrano arriba de cara a la revancha.

En el partido de vuelta, el local abrió nuevamente el marcador a los pocos minutos de partido y el panorama no era nada alentador. Todo comenzó a cambiar cuando apareció Paolo para empatar con un remate seco desde afuera del área cerca de los 30 minutos del primer tiempo.

Desde ese momento y hasta el final, el partido se jugó prácticamente en el área de Montoya, que se convirtió en gran figura con sus atajadas y sostuvo a un equipo que buscaba liquidarlo de contra. En una de esas salidas rápidas, el Hacha Mansanelli corrió por la banda derecha dejando atrás a todos los rivales y habilitó a Matías Gigli quien definió y terminó de liquidar la serie y el ascenso.