Boca incorporó a un solo futbolista para esta temporada. Fue la gran oportunidad que no podían desaprovechar. Intentaron traer un lateral por la derecha -Tenaglia, Bustos y el caído pase de Román- y un mediocampista central -Rolón-, pero Marcos Rojo es el mejor refuerzo de este mercado de pases en la Argentina. Porque tiene 30 años y es un jugador que, aunque venga con inactividad, se puede potenciar para demostrar toda su jerarquía. Es un “Clase A” por todo lo que le puede aportar al equipo como por toda la trayectoria que lleva en su carrera. En cuanto agarre ritmo futbolístico, le dará a Boca mucho en la defensa.

El mercado de Boca: el mejor refuerzo y el recambio en junio

Por otro lado, la imposibilidad de contratar a Felipe Román porque no superó la revisión médica por problemas cardíacos causó mucha tristeza, porque el futbolista tiene una enfermedad que podría no permitirle seguir jugando al fútbol de manera profesional. Miguel Russo quedó shockeado por esto. Porque lo conoce hace muchos años -lo dirigió en Millonarios- y además porque lo había pedido para tener otra opción en el lateral derecho. Aquí lo más importante es la salud y es por lo que desean que pueda estar bien de la miocardiopatía hipertrófica. La incorporación de un lateral quedará para junio, mes en el que Buffarini y Jara terminan sus contratos con Boca.

Por último, no trajeron a un mediocampista central (negociaron con Huracán por Esteban Rolón), pero en ese lugar de la cancha hay juveniles que debutaron y tienen mucho para dar: Alan Varela y Cristian Medina. Los dos pueden acoplarse a Jorman Campuzano, Nicolás Capaldo y Diego González, que se recupera de su lesión. Hay material para cubrir ese lugar y, seguramente, les irán dando más espacio.

El recambio vendrá en junio porque se vencen muchos contratos y hay varios jugadores que podrían recibir alguna oferta del exterior. Mientras tanto, Boca tiene un buen plantel para encarar la primera parte del 2021 con el objetivo principal de lograr un mejor funcionamiento colectivo.