Mad Max ganaba la carrera hasta que una pinchadura lo hizo accidentarse. Hamilton se fue afuera en el relanzamiento y perdió todo. Festejó el mexicano.

El Gran Premio de Azerbaiyán de Fórmula 1 tuvo un final increíble. El mexicano Checo Pérez se quedó con la victoria después de que su compañero de Red Bull, Max Verstappen, se diera un palazo por una pinchadura a seis vuelta del final y Lewis Hamilton cometiera un error increíble en el relanzamiento de la prueba.

El gravísimo error de Lewis Hamilton, en la reanudación, volvió a dejar todo como al principio: 106 puntos para Verstappen (sumó por el récord de vuelta) y 101 para Hamilton, que sólo atinó a pedir disculpas a su equipo con el coche fuera de pisto: “Perdón, perdón”, repitió por el micrófono.

El Alemán, Sebastián Vettel, terminó en el segundo lugar y consiguió el primer podio de la historia para Aston Martin. Gasly completó el podio.