Esta vez bajó a Estudiantes de La Plata y sigue en la Copa Argentina.

Belgrano puso un equipo alternativo y le ganó merecidamente a los titulares de Estudiantes de La Plata. Mientras muchos se preguntan a qué juega el Celeste, otros tienen la respuesta exacta: Belgrano juega a ganar, y a esa virtud, la tienen pocos equipos en el fútbol argentino.

El equipo se esfuerza en la marca y cuando ataca, lo hace con la convicción de llegar a fondo sobre el arco rival. Fiel a la historia y a las costumbres del club, todos corren y meten.

Es muy difícil hacerle un gol a la escuadra de Farré, y cuando convierte, se agazapa para salir rápido de contragolpe.
¿Titulares o suplentes? No importa, el esquema y la mística están y esos atributos en Alberdi no se negocian.