El tenista serbio se refirió a la posibilidad de participar del primer Grand Slam de 2023 pese a no estar vacunado contra el Covid.

De cara al inicio del próximo año, Novak Djokovic ya piensa en el Australian Open. El primer Grand Slam de 2023 comenzará el 16 de enero y la presencia del tenista serbio, que en su momento fue deportado del país oceánico por no estar vacunado contra el Covid, aún es una incógnita.  

En una entrevista al diario Sportal de Serbia, el ganador de 21 Grand Slam aseguró que mantiene las esperanzas de que se le anule la sanción para poder decir presente en la próxima edición del certamen: «Solo quiero jugar al tenis, que es lo que se me da mejor. Australia siempre ha sido el lugar en el que he dado mi mejor rendimiento y los resultados hablan por si solos, así que estoy muy motivado para ir allí. Espero que me den una respuesta positiva para ir”.

Nole, que se ha perdido seis grandes torneos en la presente temporada por no estar vacunado contra el coronavirus, dijo en reiteradas ocasiones que no cambiará su postura sobre la inoculación. «Hay noticias positivas, pero no hay nada oficial. Es bueno para mí que ahora se pueda viajar sin vacuna», expresó el máximo ganador histórico del Australian Open, con nueve títulos.

Por Tyc