El regreso de Novak Djokovic al circuito de la ATP se dará este martes en el Masters 1000 de Montecarlo en segunda ronda ante el español Alejandro Davidovich, quien viene de ganarle 7-5 y 6-3 al estadounidense Marcos Giron.  

Después de dos meses de inactividad, el serbio asegura que deberá lidiar con todo lo que probablemente estuvo dormido y quiera salir. Además, agregó: «Estoy probando mi motor y construyendo mi juego. Me tomará un tiempo y algunos partidos para entrar en ritmo y encontrar el nivel competitivo que necesito. Roland Garros es el objetivo final en la temporada de polvo de ladrillo» 

El número 1 del mundo será foco de miradas y críticas, ya que es el único top 100 que no está vacunado contra el Covid-19, motivo por el cual fue deportado de Australia, y se perdió los Masters 1000 de Indian Wells y Miami al no tener permitido el acceso.  

Sólo jugó tres partidos en el ATP 500 de Dubai, donde obtuvo dos triunfos y una derrota. «Extraño la competencia. Todavía siento la motivación de estar en el circuito y competir con muchachos jóvenes, tratar de luchar por los títulos más importantes. Los últimos cuatro o cinco meses fueron desafiantes para mí en lo mental y a nivel emocional, pero trataré de dejar todo eso atrás y seguir adelante» manifestó.