Instituto no pudo de local ante Atlético Rafaela y volvió a desperdiciar otra chance clara para acercarse a Belgrano en la Primera Nacional.

El conjunto de Bovaglio evidencia un claro bajón futbolístico y una irregularidad que no se había dado en las primeras fechas del torneo. De los últimos cinco encuentros ganó dos, empató uno y perdió dos, lo que demuestra que a la Gloria le está costando mantener el buen nivel que supo desplegar al comienzo.

Ante la Crema, un rival que se encuentra entre los cinco peores del campeonato, no pudo sacar diferencias y no aprovechó de las chances que dispuso. Graciani volvió a fallar un penal y Molina erró un gol insólito en el final.

“La sensación es amargura, porque teníamos la expectativa de sumar de a tres. No hicimos un buen partido. Teníamos la expectativa de repetir las últimas actuaciones en casa y no lo pudimos conseguir. A priori digo que dejamos dos puntos en el camino», opinó Bovaglio.

«No tuvimos un buen partido, es la verdad. En la última media hora nos ganó el nerviosismo y si antes nos estaba costando, nos costó mucho más en el cierre del partido. Así y todo, en el primer tiempo y sin jugar del todo bien, nos podríamos haber ido al descanso arriba en el marcador», completó el entrenador.

Con esta igualdad, el Albirrojo llegó a 31 puntos y se mantiene en la quinta posición a diez puntos de Belgrano, que todavía debe jugar ante Deportivo Madryn.

El próximo viernes a partir de las 21:10 visitará a Santamarina de Tandil.