También se expresó su hijo Mick, actual piloto del equipo Haas de Fórmula 1. El 15 de septiembre, Netflix estrenará “Schumacher”.

A días del estreno del documental que contará la vida de Michael Schumacher (el 15 de septiembre en Netflix), su esposa Corinna y su hijo Mick hablaron sobre el estado de salud del siete veces campeón del mundo y del accidente ocurrido hace ocho años.

Se trata de declaraciones que se desprenden de la serie documental en la que Corinna Schumacher cuenta cómo es su vida y la de su familia desde el accidente de esquí que sufrió Schumi en 2013 en Francia.

Nunca culpé a Dios por lo que sucedió. El accidente fue realmente mala suerte, toda la mala suerte que cualquiera podría tener en su vida”, remarcó la esposa del expiloto.

Por supuesto que extraño a Michael cada día, pero no soy solo yo: los niños, la familia, su padre, todo el mundo que está cerca de él. Todo el mundo extraña a Michael, pero Michael está aquí. De manera diferente, pero está aquí y eso nos hace encontrar fuerza“, indicó.

Según relató la esposa de Schumacher, que rompió el silencio después de muchos años de comunicados a través de una portavoz, la familia Schumacher vive en la misma casa y hace terapia.

Estamos juntos. Vivimos juntos en casa, hacemos terapia. Hacemos todo lo posible para hacer que Michael mejore y asegurarnos de que está cómodo y simplemente de hacer que sienta que está con su familia y de continuar con nuestro vínculo. No importa lo que pase, haré todo lo que pueda. Todos lo vamos a hacer“, explicó.

Por otro lado, Mick Schumacher contó que extraña las charlas con su papá, especialmente desde que este año empezó a competir en la Fórmula 1, como hizo Schumi desde su debut en Benetton hasta su éxito en Ferrari y el retiro en Mercedes.

Desde el accidente, estas experiencias, estos momentos que creo que mucha gente tiene con sus padres, ya no están presentes, o lo están pero menos, y en mi opinión es algo injusto. Creo que papá y yo nos entenderíamos ahora de una forma diferente simplemente porque hablamos un idioma similar, el idioma del motor, y tendríamos mucho de lo que hablar. Ahí está mi cabeza la mayoría de tiempo, pensando que eso sería tan lindo. Lo dejaría todo solo por eso“, confesó.

Fuente: Clarin