Talleres derrotó a Unión por 2 a 1 con goles de Retegui y Malatini. Sin lograr los circuitos de juego, corriendo todos los balones, apretando las marcas y con picardía, se quedó con tres puntos importantes que lo ponen entre los primeros del torneo.

Luego de 19 años, el Matador derrotó al Tatengue en condición de visitante. En un partido cerrado, donde ambos equipos tuvieron pocas llegadas, el conjunto dirigido por Alexander Medina pegó dos veces y se terminó quedando con su tercer triunfo consecutivo en la Liga Profesional.

Tras un primer tiempo de pocas emociones, Talleres se puso en ventaja gracias al tanto de Mateo Retegui, quién fue a buscar un centro cruzado de Enzo Díaz, se quedó con el rebote y la mandó a guardar con una gran definición.

En el comienzo del complemento, el Albiazul volvió a golpear fuerte. Luego de una salida de Unión desde el fondo, la T mordió, presionó y cuando la pelota quedó abollando, Julián Malatini la agarró, se perfiló y terminó definiendo como los mejores delanteros.

El alivio de estirar la ventaja no le duró mucho al Matador, que se replegó bastante y la consecuencia inmediata fue el descuento del Tatengue a través de Juan Manuel García. Sin embargo, con los dientes apretados y con la picardía del Cacique reflejada en sus futbolistas (ver su jugada aparte), Talleres terminó aguantando y quedándose con tres puntos muy festejados.

¡Juegue Cacique juegue!

La ansiedad y las ganas de mantener el resultado, hicieron que Alexander Medina por un instante se volviera a poner los cortos.

El resumen del partido: