Antes de la conferencia del adiós, a Leo lo visitaron en Casteldefels varios jugadores del Barcelona y el streamer Ibai.

Consumada su salida del Barcelona y, a la espera de la conferencia que dará para dar sus impresiones sobre lo ocurrido, Lionel Messi organizó una cena en su casa con los jugadores del Barcelona con los que mejor relación tuvo y, claro, su amigo Sergio Agüero, quien llegó al Culé en este convulsionado mercado de pases.

También estuvieron presentes el streamer español Ibai Llanos, quien llegó acompañado del ex delantero de Independiente, y Gerard Piqué con su esposa, la cantante Shakira.

La reunión, de la que también participaron Jordi Alba y Sergio Busquets, se produjo mientras se afinan detalles de lo que sería la inminente llegada del máximo goleador de la historia del club al París Saint Germain, donde sería presentado este martes 10 de agosto. Para ello, los de la capital francesa ya reservaron, ni más ni menos que la Torre Eiffel.

Messi, de esta manera, tendrá su “última dosis” de barcelonismo antes de la conferencia de prensa que dará este domingo en uno de los auditorios del Camp Nou, donde todo lleva a suponer que se despedirá de los barcelonistas y, seguramente, dará su impresión sobre lo sucedido.