Durante su primera conferencia de prensa como entrenador de Talleres, Pedro Caixinha mostró elocuencia y claridad a la hora de explicar conceptos, pero principalmente transmitió coherencia.

El portugués hizo principal hincapié en qué hay que continuar con la idea que dio satisfacciones el año pasado: presión, despliegue y efectividad, sellos característicos del equipo de Alexander Medina que estuvieron ausentes durante la corta estadía de Hoyos en el club. 

Habrá que ver si Caixinha puede sobrellevar la agotadora demanda de resultados inmediatos y transitar sus primeras semanas en Talleres con paz y tranquilidad. Por lo pronto, el DT fue sensato y aclaró que “no sería inteligente imponer todas sus ideas de golpe”, asegurando que “irá de a poco”

Tal como dijo el propio entrenador, “en mayo será momento de balances”. El tiempo dirá si logró volver a las bases y devolverle a Talleres el espíritu competitivo que tuvo en 2021. Empieza la era Caixinha.