Desde el primer partido, el DT ha cometido errores groseros que le cuestan en demasía a Talleres.

Por Esteban Migliazzo

Llegó y cayó simpático. Don Pedro es una persona amable que analiza el fútbol de manera acertada. Pero a la hora de dirigir al equipo ha cometido errores que sin dudas el club sufrirá a futuro.

Apenas arribó, tenía un plantel corto y con pocos recursos. Sin embargo partido tras partido se repetierián los cambios del tandem Esquivel/Fértoli que eran las únicas usinas posibles de juego en ese momento.

En más de una ocasión, desparramó 11 jugadores en la cancha sin conocer a quienes enfrentaba (él mismo reconoció que no había estudiado a los rivales del torneo local hasta que enfrentó a Atlético Tucumán) y en la mayoría de los partidos los resultados fueron nefastos. La prueba más contundente fue el encuentro frente a Defensa y Justicia donde el equipo fue goleado por 5 tantos.

Cuando los partidos los rivales se ponen en ventaja, Don Pedro automáticamente recurre a los titulares y hasta ahora nunca ha logrado revertir los resultados. Jugar con dos 9 en muchos partidos desperdiciando las virtudes de goleadores que son útiles dentro del área y recurrir permanentemente a jugadores que demuestran que no están a la altura de Talleres es otro de los errores en la conducción del lucitano.

El pizarrón en jugadas con pelota detenida y una estrategia de juego definida, por ahora no se hacen ver en el juego que despliega la T en cancha. Talleres tiene la pelota pero no sabe que debe hacer con ella para lastimar.

“Los jugadores no tuvieron actitud” dijo. Esa afirmación puede ser cierta pero es altamente peligrosa para un conductor de grupo.

La realidad demuestra que hasta el momento las figuras principales del equipo han sido los arqueros. Guido Herrera fue el gran responsable del pase de la T en Perú y Alan Aguerre con sus atajadas y posteriormente en los penales, hizo posible que el equipo continúe con vida en la Copa Argentina.

La T jugará frente a Velez el 3 de agosto, sin embargo, una vez más, Caixinha se inclinó por un mix para enfrentar a Barracas Central y como era de esperar, sucumbió. El fixture de las primeras 7 fechas era más que propicio para sumar puntos y escalar en la tabla pero a pesar de ello, el equipo marcha último en las posiciones generales.

En otras circunstancias y con esta cosecha, el Portugués ya sería historia en Talleres. Los técnicos pasan, los jugadores también, pero los hinchas, la institución y los promedios van a permanecer.