En un encuentro parejo donde ambos equipos tuvieron la chance de ganarlo, el superclásico por la Copa de la Liga finalizó 1 a 1.

En el comienzo del partido se vio a River superior, aprovechando la indecisión de un Boca que le había cedido el protagonismo. Con buenas asociaciones entre Nicolás De La Cruz, Matías Suárez y compañía, el conjunto visitante estuvo cerca de abrir el marcador. Sin embargo, con el fútbol de Carlos Tevez, Gonzalo Maroni y Sebastián Villa, el “Xeneize” fue emparejando el trámite y a los 40’ Paulo Díaz derribó a Nicolás Capaldo en el área y el colombiano Villa definió de gran manera para poner el 1-0. 

Villa le pegó fuerte al medio y Boca encontró la ventaja inicial

En el complemento, el conjunto de Russo no aprovechó las situaciones que tuvo para liquidar el partido y luego de un centro de Fabricio Angileri, Agustín Palavecino convirtió un golazo de cabeza. Al minuto, Carlos Zambrano vio la roja por doble amarilla.

Gran cabezazo de Agustín Palavecino en su primer clásico

Cuando parecía que el “Millonario” iba a aprovechar el hombre de más y llevarse el triunfo, Milton Casco también fue expulsado y entonces quedaron 10 contra 10.

Sobre el final del encuentro, un centro cruzado de Federico Girotti terminó en un mal rechazo de Carlos Izquierdoz, que cabeceó para atrás y produjo que la pelota vaya hacia su propio arco tras una mala salida de Esteban Andrada. Increíblemente la pelota tomó un mal efecto cuando picaba hacia la red y luego el mismo Andrada salvó el arco tras un remate de Franco Zuculini, que había llegado a posición de gol.

La chance increíble que se perdió River

Lo tuvo Boca pero desperdició sus oportunidades. Sobre el final, River se adueñó del trámite pero tampoco concretó. El empate es justo.