El Xeneize derrotó 2-0 a Santos en la Bombonera y tiene puntaje perfecto en la Copa Libertadores. Además, logró su cuarta victoria consecutiva.

Nadie hubiese imaginado que con la ausencia de sus figuras, Miguel Ángel Russo iba a terminar encontrando el equipo y los resultados. Dos semanas atrás todo era incertidumbre en Boca. Edwin Cardona, Marcos Rojo, Jorman Campuzano y Esteban Andrada dieron positivo de COVID-19 y Mauro Zárate se lesionó. Además, Eduardo Salvio y Esteban González siguen recuperándose de sus lesiones. En ese contexto, el entrenador Xeneize apostó a los juveniles del club y le respondieron. De la mano de Cristian Medina, Alan Varela, Agustín Almendra y compañía, aparecieron los resultados y el tan aclamado funcionamiento colectivo.

La parada de anoche no era sencilla, en frente estaba Santos, el verdugo de Boca en la última copa. En el comienzo del partido, el conjunto carioca dominó el encuentro e hizo rememorar viejas pesadillas. Sin embargo, el cuadro local empezó a asentarse con el correr de los minutos. Sobre el final de la primera parte, Cristian Pavón, un jugador al cual Russo apunta a recuperar, tuvo la chance más clara con un remate cruzado que atajó el arquero rival.

En el complemento, Boca abrió el marcador rápido. Un córner de Pavón terminó en la cabeza de Lisandro López, que bajó la pelota y allí apareció Carlos Tevez para poner el 1-0. El ídolo boquense convirtió su gol número 93 y se metió en el top 10 de máximos goleadores del club.

El gol de Carlitos supuso un envión anímico y Boca fue por más. Un gran quite de Alan Varela desembocó en un pase largo para Tevez, que condujo y asistió a Sebastián Villa para que el elenco de la ribera selle el 2-0 definitivo. El colombiano llegó a su séptimo gol en el semestre y es el goleador del equipo.

Con esta victoria, Boca llega a 6 puntos y es el único líder del Grupo C. Este miércoles, Barcelona recibirá a The Strongest con la chance de igualar la línea del club argentino.

El compacto del partido: