En un encuentro cambiante, los equipos de Miguel Ángel Russo y Julio César Falcioni repartieron puntos en Avellaneda.

Boca continúa sin poder encontrar el funcionamiento futbolístico que sus hinchas pretenden. En el encuentro del último domingo ante Independiente volvió a mostrar falencias en el juego colectivo, un problema que Russo viene sufriendo durante todo el 2021. A eso se le sumaron individualidades que bajaron considerablemente el nivel, como es el caso de Esteban Andrada.

El encuentro arrancó favorable para el Xeneize, atacando y aprovechando los espacios que el Rojo le dejaba, sin embargo, todo cambió a los 25 minutos del primer tiempo. Una buena jugada de Sebastián Palacios terminó en desborde y centro para Gastón Togni, que aprovechando la mala salida del arquero, estampó el 1 a 0. Luego del gol del conjunto local, a Boca le costó ponerse en partido nuevamente y caminó por la cornisa en varios tramos del partido.

El empate llegó a los 10 minutos del complemento gracias a un cabezazo del peruano Carlos Zambrano. A partir de ahí, el partido se hizo cambiante y se lo pudo haber llevado cualquiera. De hecho, el equipo que más cerca estuvo fue Boca, que desperdició un penal cuando el encuentro finalizaba. Sebastían Villa remató cruzado y el uruguayo Sebastián Sosa le adivinó la intención y salvó el arco de Independiente.

Con este empate, el Rojo permanece en zona de clasificación mientras que Boca está afuera a un punto de distancia del último equipo que entra.

Los goles del empate: