Talleres lo ganaba cómodo, se fue al descanso 2-0 y en el complemento Newell’s se lo dió vuelta 3 a 2. Dura caída en Rosario.

En la primera jornada de la Liga Profesional de Fútbol, el Matador cayó en su visita a Rosario. Pese a no jugar bien, el Matador se encontró, casi sin querer, con dos goles en la primera parte. A los 27’ y a los 45’, Michael Santos y Carlos Auzqui pusieron en ventaja al conjunto dirigido por Alexander Medina. Sin embargo, en el complemento la T mostró una imagen deslucida y la Lepra terminó remontando el marcador con tres goles de pelota parada. Gabriel Compagnucci, Juan Garro y Jonathan Cristaldo convirtieron los tantos del equipo de Gamboa.

De esta manera, Talleres se quedó con las manos vacías en un encuentro que parecía definido en el entretiempo. Sin refuerzos y con poco recambio, el Albiazul demostró ser una lotería. Puede ganarle a cualquiera y también puede perder con quien enfrente. Sobran inseguridades a la hora de marcar y no hay tenencia en el mediocampo. Depende de sus delanteros.