La Ferrari de Charles no pudo completar el Gran Premio de España y lo aprovechó Red Bull, que clavó el 1-2 con Max y Checo Pérez.

. Max Verstappen aprovechó el abandono de la Ferrari de Chales Leclerc y no tuvo problemas para imponerse en Barcelona. Checo Pérez lo acompañó logrando el segundo puesto, mientras que el podio lo completó el Mercedes de George Russell, otro que tuvo un desempeño sobresaliente.

En el comienzo, el piloto nacido en Mónaco y líder del campeonato tomó la delantera sin problemas. Así lo hizo durante más de 20 vueltas, controlando la punta, hasta que un problema en la unidad de potencia de su Ferrari empezó a detener su auto, que segundo a segundo empezó a ceder posiciones hasta el punto de tener que retirar el vehículo de la carrera. Jornada para el olvido para Leclerc, que venía muy fino el fin de semana.

Ya sin Charles en la pista y con Russell como puntero, Red Bull armó la estrategia para ir con todo con los dos autos por el Mercedes. Y lo logró: Checo quedó primero, luego le cedió el lugar a un Verstappen que puso neumáticos medios para aguantar hasta el final y finalmente fue victoria del de Países Bajos con absoluta comodidad.

Verstappen lidera ahora el Mundial con 110 puntos, seis más que Leclerc; y con 25 sobre su compañero mexicano, que sigue tercero en la general.

Fuente: Ole