Desde los doce pasos, el Xeneize volvió a eliminar a River y se metió en los cuartos de final de la Copa Argentina. El partido fue discreto y apenas hubo situaciones de gol.

Luego de años de paternidad millonaria, parece ser que Boca finalmente se sacó la espina ante su clásico rival. Desde el desembarco de Juan Román Riquelme y Miguel Ángel Russo, el Xeneize no volvió a perder con River. Le arrebató la Superliga Argentina en la última fecha, lo eliminó de la Copa de la Liga y anoche lo sacó de la Copa Argentina. El camino fue el mismo que en aquella definición en la Bombonera: los penales.

De entrada, Russo propuso un planteo que anuló los circuitos de juego de River. Boca presionó arriba durante los primeros 25’ del primer tiempo e incómodo a los dirigidos por Marcelo Gallardo. Con el correr de los minutos, el Millonario fue acomodándose en la cancha y tuvo la más clara de la primera parte: tras un remate de Julian Álvarez que atajó Agustín Rossi, Braian Romero quedó con la pelota en los pies y no pudo entrarle; en el rebote también falló Bruno Zuculini.

Tras 45 minutos donde se jugó como quiso Boca, en el comienzo del complemento River impuso condiciones y mostró algo de lo que venía haciendo. La más clara volvió a ser de Romero, quien recibió en la puerta del área chica, pateó, y su disparo fue interceptado por Carlos Izquierdoz.

Tras un buen comienzo, el equipo del Muñeco fue mermando su rendimiento y el trámite volvió a hacerse chato y peleado.

El partido fue peleado y estuvo lleno de fricciones. Boca finalizó el partido con cuatro amonestados y River con 6. Cabe destacar, que cinco de las seis amarillas del Millonario fueron provocadas por Juan Ramírez. Marcos Rojo tendría que haber sido expulsado por un planchazo a Julián Álvarez y Braian Romero por una patada desde atrás a Ramírez.

Tras el 0-0 final, los penales volvieron a sonreírle a Boca, que metió pleno y se impuso 4-1. Convirtieron Rojo, Ramírez, Pavón e Izquierdoz. En River solamente metió Martínez. Rossi detuvo el penal de Álvarez y Romero la tiró afuera.